Español English
  • Inicio
  • Blog
  • La Ciberseguridad y la Protección de Datos en el Arbitraje
Lunes, 13 Mayo 2019 15:44

La Ciberseguridad y la Protección de Datos en el Arbitraje

Las imágenes de Marck zuckerberg compareciendo ante el Senado de Estados Unidos por el escándalo de Cambridge Analytica, así como la imagen del arresto de Julian Assange a las puertas de la embajada de Ecuador en Londres, además de ser mundialmente conocidas, reflejan un problema actual de gran importancia: la necesidad de promover la seguridad cibernética y la integridad de los datos.

En el caso de Mark Zuckerberg, la consultora Cambridge Analytica se hizo de los datos de millones de usuarios de Facebook, con el fin de crear perfiles de los votantes e influenciar de manera indirecta en los resultados de las últimas elecciones presidenciales en Estados Unidos. En el caso de Wikileaks, miles de documentos clasificados fueron filtrados por el entonces soldado Bradley Manning, al respecto de las guerras en Afganistán e Irak, así como muchos correos del Comité Demócrata, que fueron publicados con el fin de desprestigiar a la candidata presidencial Hillary Clinton.



El avance tecnológico del Internet de las Cosas ha logrado mejorar la calidad de vida de las personas, pero al mismo tiempo se ha convertido en una fuente de creación y almacenamiento de datos personales. De esta manera, a través del análisis de la información de los usuarios obtenida de sus teléfonos inteligentes, tabletas, cámaras, correo electrónico, aplicaciones de deporte, de salud o de música, la identidad de los usuarios, así como sus hábitos en distintos ámbitos puede ser obtenida fácilmente.

En el mundo del arbitraje internacional, la protección de datos juega también un importante rol, especialmente en la etapa probatoria de exhibición de documentos o discovery, cuando una de las partes: (i) deniega el acceso o (ii) limita el acceso a información solicitada por la otra parte, alegando que se trata de información confidencial o que se encuentra almacenada con o contiene datos personales.

El Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea ha tratado de limitar y regular el manejo de datos personales. Entre sus disposiciones, también se ha establecido que los jueces y demás autoridades judiciales (i.e. los tribunales arbitrales) tienen la obligación de cumplir con las disposiciones de protección de datos, directamente, o a través de expertos informáticos neutrales, sin la intervención de las autoridades de control de la Unión Europea, con el fin de mantener la independencia del poder judicial de la Unión.

Es por ello, que tanto para los abogados de parte, como para los miembros de los Tribunales Arbitrales, ha surgido la necesidad de adaptarse a la tecnología y conocer sobre la aplicación de Protocolos de Investigación Forense. A través de estos protocolos, los jueces o árbitros, pueden permitir el acceso a documentos solicitados por una de las partes, precautelando los intereses de seguridad y la protección de los datos personales de la otra parte.
A través de la implementación de los Protocolos de Investigación Forense en el arbitraje internacional, los árbitros pueden ordenar el acceso a documentos, correos electrónicos u otros que puedan contener información personal sensible. Los protocolos contemplan cuatro pasos, de los cuales los tres primeros son llevados a cabo por un experto neutral nombrado por los árbitros y solamente en el último paso interviene un experto forense nombrado por la parte que solicitó el acceso a la información, así como los abogados de la misma parte:

1. Escaneo forense de datos de dispositivos.
2. Generación de reportes con índices de personas y entidades.
3. Análisis forense de dispositivos sobre eliminación o adulteración de documentos
4. Búsqueda de documentos que respondan a los criterios del Discovery.

Se trata de medidas que pretenden también fomentar la seguridad cibernética, ya que los árbitros y los abogados están constantemente sometidos a amenazas de seguridad y, por lo general, conocen poco de los riesgos que asumen. Así, tanto los abogados como los árbitros manejan cuentas de correo electrónico que están sujetas a ataques de hackers, trabajan en redes de wifi de aeropuertos, oficinas, casas personales, manejan dispositivos electrónicos de todo tipo, los que podrían ser vulnerados. De la misma manera, los Centros de Arbitraje son blanco de ataques, ya que en ellos reposa información confidencial y sensible sobre las partes, sus abogados, expertos, testigos, entre otros.

Por lo tanto, el desarrollo tecnológico presenta un nuevo reto para árbitros y abogados de parte, ya que deberán capacitarse constantemente en asuntos tecnológicos con el fin de prever ciertos riesgos, respetar los derechos fundamentales de las partes al momento de conceder el acceso a información que contenga datos sensibles, contar con expertos neutrales en temas tecnológicos y de ciberseguridad, con el fin de administrar justicia de manera adecuada.
Visto 119 veces Modificado por última vez en Lunes, 13 Mayo 2019 16:27
©2019 Andrade Veloz Abogados
Todos los derechos reservados.
Desarrollado por {nk}